La ocupación laboral no manifestada y el dinero en B constituyen el 18,6% del PIB

Economia_Sumergida_2011

Economia_Sumergida_2011

El empleo no declarado y la economía sumergida representan en España el 18,6% del PIB, lo que supone 200.000 millones de euros, según un informe sobre Flexibilidad en el Trabajo 2014 elaborado por la agencia de colocación Randstad.

El estudio indica que más de 1.800 millones de personas desempleadas de los países de la OCDE cuentan con algún tipo de empleo no declarado, es decir, el 60% del total de trabajadores (3.000 millones de personas).

Además, añade que la tasa que representa esta economía sumergida sobre el PIB de España prácticamente duplica las registradas en Francia (9,7%) o el Reino Unido (9,9%).

De media, en Europa la economía sumergida derivada del empleo no declarado se sitúa en el 18% del PIB, dato que se debe a que hay un mayor número de personas en esta situación en los países del Este.

Más allá de Europa, Estados Unidos, Canadá, Japón, Australia y Nueva Zelanda cuentan con índices inferiores al 10%.

Por un lado, la postura liberal defiende una menor presión tributaria, la desregulación y una intervención estatal mínima para frenar la economía sumergida, en tanto que el modelo estructuralista aboga por más regulación estatal del mercado laboral, más protección social y eficiencia en la intervención del gobierno.

La Comisión Europea considera empleo sumergido cualquier tipo de actividad retribuida no declarada a las autoridades pertinentes, algo que obstaculiza la recaudación fiscal, perjudica al sistema de protección de la Seguridad Social y fomenta la competencia desleal.

El estudio detecta que los países con niveles elevados de corrupción en el sector público tienen una mayor presencia de trabajo no declarado en el mercado laboral.

Esto se debe, indica, a que el empleo sumergido supone una “vía de escape para quienes se enfrentan a la corrupción cuando tratan de desarrollar su actividad dentro de la legalidad”.

También considera que la protección por parte del Estado de los grupos más vulnerables reduce de manera significativa el empleo no declarado, si bien añade que hay otras variables que afectan, como las cargas impositivas o fiscales.

¿Hay trabajo para tanto emprendedor?

fotoblog3contabilidad

fotoblog3contabilidad

El año pasado se crearon en nuestro país más de 90.000 empresas, unas 6.000 más que en 2012. Muchos expertos comentan los beneficios y las desventajas que conllevan montar un negocio. Hagamos esta pregunta: ¿Héroes o catalizadores?

Entre 2008 y 2009, en plena crisis económica, empezó a hablarse de los emprendedores. Cientos de personas aparecían en los medios para contar el proyecto que tenían entre manos, ya fuera una idea innovadora o un negocio con el que sobrevivir frente a la falta de oportunidades laborales. En los últimos años, políticos, consultores o analistas les han alentado a arriesgarse. Durante 2013 se constituyeron en España 93.420 empresas, 6.354 más que en 2012, según datos del Instituto Nacional de Estadística. ¿Hay mercado suficiente para tanto emprendedor?

Según el informe Global Entrepreneurship Monitor (GEM) de 2013, el principal barómetro internacional sobre el emprendimiento, la principal condición que facilitó la actividad empresarial durante el pasado año en España fue la innovación; los consumidores están interesados en adquirir productos o servicios novedosos. ¿Quiere eso decir que el sector que más oportunidades ofrece es el tecnológico?

La necesidad de lanzarse al mercado internacional es uno de los retos de los emprendedores. Las iniciativas comerciales españolas que exportaron “en algún grado” aumentaron del 25,5% del total al 27,2% de 2012 a 2013, según el TEA (tasa de iniciativas de entre cero y 3,5 años sobre la población de 18 a 64 años contemplada en el informe GEM). ¿Cuáles son las claves para conseguir posicionar a una empresa en el mercado internacional?

He aquí un debate abierto.

España recupera economía en el último trimestre del año

índice

índice

Nuestro país ha experimentado una tenue recuperación en este tercer trimestre del año 2014, en el que el PIB ha crecido  un 0,5% intertrimestral y un 1,6% interanual. Según han informado fuentes cercanas al Banco de España.

El Banco de España indica en su último boletín económico, correspondiente a noviembre, que por lo que influye al consumo privado, “los indicadores de confianza de los consumidores y de los comerciantes minoristas se situaron en octubre en un nivel algo inferior al demostrarlo en el promedio del tercer trimestre del año”.

Asimismo, la mejoría hallada por la inversión en construcción desde el inicio del año habría continuado en los meses recientes, a raíz de la información coyuntural conocida. También “la inversión en bienes de equipo propone el mantenimiento del movimiento expansivo de los últimos trimestres”.

Por otro lado, los profesores Ángel Laborda y María Jesús Fernández declaran en su artículo en Cuadernos de Información Económica de que la consolidación de la recuperación y la transición hacia un modelo de crecimiento a largo plazo equilibrado y sostenible requiere un proceso intenso de inversión, que permita sumar la competitividad y el tamaño del sector industrial para ascender la capacidad exportadora y reducir la elevada propensión a importar de la economía.

Copyright © Todos los derechos reservados · Powered by Desarrollos web

Amplía tu formación · Estudia un posgrado · Grados universitarios · Preparar oposiciones