Las tasas universitarias siguen creciendo

 

Al seguir habiendo una subida aplastante, en el pago de las tasas universitarias, la Politécnica pierde 1.400 alumnos mientras el precio de las matriculas sigue aumentando alrededor de 500 euros.

tasas

Nadie escapa al hecho de que la universidad pública está perdiendo alumnos. En concreto, 45.000, según el último informe publicado por el Ministerio de Educación, la de Burgos no escapa a la estadística y no es la primera vez que su rector, Alfonso Murillo, habla de al menos 2.000 estudiantes menos que cuando comenzó su andadura hace veinte años. Pero en realidad, sucede en todas las capitales de provincia del país. Las razones pueden ser varias y entre ellas se escuchan un descenso de la población en edad para cursar estudios superiores, la subida de las tasas o la crisis económica.
En el caso de la UBU, a todas estas razones se añade la del estallido de la burbuja inmobiliaria, que ha herido de gravedad a titulaciones que han sido el buque insignia de la institución, como Arquitectura Técnica o Caminos. Se puede ver en la evolución de la cifra de universitarios de la Escuela Politécnica Superior, donde se imparten estas enseñanzas, que en el curso 2010-2011 contaba con 2.556 estudiantes y en el actual hay matriculados 1.135, 1.421 menos en cinco cursos académicos. Por el contrario, en ciertas ramas de formación universitaria informática no se han perdido tantos alumnos matriculados. En ese mismo tiempo y aludiendo a otro de los motivos, los precios públicos se han disparado desde la fuerte subida aplicada por la Junta en el curso 2012-13, notándose especialmente en las carreras con mayor grado de experimentalidad y, por tanto, más caras. Así, mientras en septiembre de 2010 el precio del crédito de los grados que se imparten en la Politécnica era de 19 euros, este año asciende a 27,72 euros en primera matrícula, lo que multiplicado por los 60 créditos que suele tener un curso completo, el encarecimiento ha sido de 523 euros, al pasar de los 1.140 a los actuales 1.663.

Los problemas que preocupan a los españoles

índice cis

La preocupación por el paro y la corrupción bajaron ligeramente en diciembre, aunque se mantienen como el primer y segundo problema citado por los españoles, con un 75,5 y un 60 por ciento respectivamente, frente al 77 y al 63,8 de noviembre, mes en el que la corrupción alcanzó su récord histórico.

Según el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) del pasado mes de diciembre, ha aumentado sin embargo la percepción negativa sobre los problemas de índole social, mencionados por un 10,8 por ciento, frente al 8,9 del pasado barómetro, y por la calidad del empleo, citado ahora por un 4,9 por ciento ( un 2,4 en noviembre).

La imagen de la situación económica ha mejorado levemente en el último mes, ya que si en noviembre un 85,8 de los españoles la calificaban de “mala o muy mala”, ahora son un 82 por ciento, mientras que los que creen que es “buena o muy buena” han pasado del 0,8 al 1,6 en diciembre, y quienes la califican de “regular” aumentan del 13,1 al 16 por ciento.

El barómetro destaca además que ocho de cada diez españoles (el  84,2 por ciento)  califica de “mala” o “muy mala” la situación política coincidiendo con el arranque de 2015, un año en el que se celebrarán elecciones municipales, autonómicas y generales.

Los comerciantes más astutos inauguran las rebajas desde el 50%

REBAJAS

Si bien muchos comercios de España, lucían desde el fin de semana previo a los Reyes descuentos para animar las ventas e incluso algún cartel de rebajas, no fue hasta el pasado miércoles  cuando la gente se motivó realmente para salir a la calle a buscar los mejores descuentos y gangas. A pesar de que el periodo de rebajas está liberalizado, es decir, los comercios pueden ponerlas durante todo el año y cuando consideren necesario, el ‘chip’ de que la época de descuentos y saldos arranca después de Navidad sigue instalado entre la mayoría de consumidores. «La gente sigue esperando a que lleguen las rebajas pese a que se pueden poner todo el año. La gente sigue teniendo la sensación de que empiezan a partir del 7 de enero; cuando ven la palabra ‘rebajas’ se animan más a comprar sin duda y la gente sigue esperando a ver ‘rebajas’ en los escaparates para comprar».

Este año, muchos pequeños comercios y tiendas de franquicias nacionales han apostado por arrancar con descuentos incluso superiores al 50%. «Es el primer año que empezamos con el 50% de descuento. Llegaremos a lo que llamamos ‘súperprecios’ en artículos puntuales más adelante», aseguró Daniel, encargado de la tienda Berskha de Carretas.  En esta misma línea se expresó Sonia, dependienta de la tienda Mango de Arguelles: «Tenemos toda la tienda a mitad de precio y también artículos de nueva temporada».

Se da consejos a los comerciantes de que apliquen unas rebajas pensadas para sacarles rentabilidad y poder vender un tipo de producto que cuesta más sacar porque sino al final no se saca el rendimiento que necesita. 

Por otro lado, para ejercer un consumo responsable es preferible hacer un cálculo previo de lo que se quiere gastar, hacer un uso moderado de la tarjeta de crédito, hacer una lista de compras y comparar precios y calidades de los artículos.

Los consumidores deben recordar, además, que los artículos que se ofrecen en rebajas deben ser de temporada y en ellos deben constar el precio original y rebajado o bien el porcentaje de la rebaja que se le hace. Además, se deben conservar siempre los tíckets de compra porque los derechos de devolución son los mismos que cuando no hay rebajas.

Copyright © Todos los derechos reservados · Powered by Desarrollos web

Amplía tu formación · Estudia un posgrado · Grados universitarios · Preparar oposiciones